Con autorización para golpear

(por Payolibre)

represionLa policía de Seguridad del Estado tiene órdenes de la más alta dirección del país para golpear a disidentes y defensores de derechos humanos. Lo anterior fue revelado por una fuente oficial que prefirió mantenerse en el anonimato.

Según la fuente, una decisión emitida por el Consejo de Estado propone que los Grupos de Apoyo a la Defensa, una organización paramilitar dirigida por la policía política, emplee sus conocimientos en defensa personal contra los que decidan realizar actos de desobediencia civil e intenten desestabilizar el proceso comunista.

La orden dada es hacer lo que sea necesario para evitar reuniones, protestas o manifestaciones públicas, así como actividades oposicionistas.

Las medidas a tomar comenzarán por intimidar a los líderes de grupos disidentes, a los que se podría detener por espacio de 72 horas bajo investigación, con el objetivo de sembrar el miedo entre los integrantes de los grupos.

Esta decisión fue tomada de forma inesperada. La propuesta forma parte de las acciones que la Seguridad del Estado sigue contra la oposición interna, afirmó la fuente. Se comenta que todo esto pondría en peligro la integridad física de las personas.

La fuente declara que los vehículos de enfrentamiento antimotines ya están en las calles para apoyar cualquier encuentro violento entre las autoridades y las masas.

La noticia fue dada a conocer este 20 de junio en horas de la mañana. El documento fue entregado vía fax a la dirección nacional del Departamento de Seguridad del Estado, entidad que lo distribuyó a todas las instancias correspondientes.

Según la fuente, se maneja con absoluta discreción y se considera que luego de hacer pública esta nota, habrá gran revuelo dentro y fuera del país.

Con grados y jefaturas, este joven oficial no puede dar a conocer su nombre por temor a represalias y cataloga la orden de asesina. Dice respetar a los cubanos que luchan por una vida mejor. Dejó claro que toda responsabilidad recae en Raúl Castro y no en subordinados. Esto último podría ser discutible.