Continúa represión contra el Centro de Información del CRDHC

represion-relatores-cubaPor: Payolibre.com

Por medio de esta declaración estamos solicitando el auxilio urgente de la comunidad y la opinión pública internacional, de la iglesia, así como de todas las personas y personalidades de bien, pues el Gobierno cubano continúa adelante con sus planes de destrucción de nuestro Centro de Información en particular y del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba (CRDHC) en general, con el exclusivo fin de que no continuemos monitoreando las violaciones a los derechos humanos que comete e impedir que publiquemos el informe que recoge las barbaries llevadas a cabo en 2009 y que ya tenemos casi listo.

Este lunes 11 de Enero de 2010 una oficial de la Seguridad del Estado se personó en la vivienda donde radicamos para supuestamente citar a su propietario el Ciego físico Sergio Díaz Larrastegui, pero la militar situó frente a la puerta de entrada un enorme perro pastor alemán carmelita. Con este acto criminal las autoridades cubanas dan continuidad a sus acciones terroristas contra la indefensa población cubana y sus pacíficos defensores de los derechos humanos retomadas ferozmente a finales de noviembre pasado.

Finalmente Sergio, quien es ciego total, sordo y diabético, quedó citado para las 2 de la tarde para comparecer frente a varios oficiales de la Policía Política y el jefe de la unidad ubicada en la calle Municipio, en Diez de Octubre de la Habana, so pena de que si no acude usarán la fuerza policial. La estrategia es continuar atemorizando a esta persona ciega para que nos eche a la calle, lo cual vienen haciendo desde hace más de un año, pero sin éxito.

Nosotros hicimos todos los trámites legales establecidos por las leyes del propio Gobierno para acompañar a este minusválido amigo nuestro que vivía completamente solo en una casa lo suficientemente grande y que no puede valerse por sí solo. Los funcionarios del Instituto de la Vivienda nos informaron que tenemos todo el derecho y nos recomendaron que apeláramos a las autoridades superiores, pues, según dijeron, ellos no entienden esta negativa de los superiores (La Seguridad del Estado). Los vecinos contentos nos han felicitado, pues limpiamos el apartamento, botando medio saco de cucarachas y una carreta de escombros dentro de los cuales estaba obligado a vivir Sergio.

Responsabilizamos a Raúl Castro y a su Gobierno con todo lo que se desprenda de estas acciones represivas, así como con la salud y la vida del Señor Sergio Díaz Larrastegui.

Recordamos que el viernes 14 de agosto de 2009 la policía política citó y arrestó a nuestras dos reporteras Doralis Álvarez Soto y Yudelmis Fonseca Rondón, sometiéndolas a 4 horas de frías temperaturas, amenazas de cárcel, expulsión de la capital cubana y propuestas indecorosas como por ejemplo que colaboren con la tiranía militar, o si lo que quieren es irse del país que se metan a jineteras (prostitución con extranjeros). Doralis fue arrestada nuevamente el día 20, permaneciendo sometida a un trato similar. El 6 de septiembre su papá fue visitado una vez más por los militares para amenazar con que si no abandona sus actividades en nuestro Centro le quitarían a su hijo de 2 años de edad. El propio viernes la inteligencia militar cubana cortó el servicio telefónico a nuestro centro, dejándolo interrumpido durante 5 días. Dos semanas antes destruyó nuestro e_mail: juanitocrdhc@yahoo.es.

El ciego físico y propietario del inmueble Sergio Díaz Larrastegui fue expulsado por la Seguridad del Estado de su centro de trabajo en la Corporación de Informática Copextel, el 9 de enero de 2009, donde se desempeñaba como Especialista en Gestión de la Información y le retiraron la computadora, que le era imprescindible, no sólo para su trabajo, sino para el desempeño de su vida personal y la superación social de su discapacidad física. En diciembre de 2008 los oficiales de Villa Marista lo habían amenazado diciéndole que si no nos echa a la calle, o coopera con la policía política se atuviera a las consecuencias. Ante su negativa, en febrero de 2009 reunieron a los vecinos e instrumentaron una pesquisa casa por casa para expulsarnos.

A Sergio, la policía política, lo llamaba por teléfono para exigirle que coopere brindando todo tipo de información y permitiendo la instalación de cámaras de video y micrófonos dentro de su casa. Somos seguidos por oficiales de la Seguridad del Estado a todas partes y nos hicieron saber que la vivienda se encuentra bajo un operativo de vigilancia día y noche. Nuestra correspondencia es interceptada y obstaculizan el uso del correo postal impidiéndonos, incluso, el envío de giros de dinero a nuestros familiares radicados en el interior del territorio Nacional.

La Policía Política en varias ocasiones citó, arrestó y amenazó de cárcel a los sobrinos de Juan Carlos González Leiva, Yudel y Yusbel González Reyes, a quienes pretende prohibirles que lo visiten. A Yusbel lo amenazaron con recluirlo por la fuerza en el Ejército, pues está en edad de Servicio Obligatorio. Por eso responsabilizamos al Gobierno Cubano de cualquier cosa que le ocurra.

González Leiva YA HABÍA RECIBIDO 5 mensajes amenazadores e injuriosos en horas tempranas de la mañana del 21 de enero (2009) desde oficinas de comunicaciones del gobierno, a través de su teléfono móvil que entre otras cosas decían: “Ves que fácil es llegar a ustedes, es solo cuestión de apretar un botón, estiércol. Viva Fidel. Gusanos váyanse del país, el pueblo los desprecia por su servilismo. El primer derecho de la Revolución es el derecho de existir, y contra este, los derechos de sus enemigos no valen nada.”

Ya anteriormente sufrimos: La quema del equipo de grabación; la amenaza de muerte contra la reportera Tania Maceda Guerra por un paramilitar en Ciego de Ávila; la introducción de virus en las computadoras nuestras y el obstinado intento de dividir y destruir el Consejo de Relatores mediantes supuestos importantísimos líderes disidentes y en las maniobras de estos para dejar sin recursos económicos a la institución valiéndose de la difamación, bajezas, o argucias sin fundamentos.

La vivienda de Sergio y nuestro centro de Información radican en la calle Mayía Rodríguez, edificio 459 apartamento 305, e/t Carmen y Patrocinio, la Víbora, Municipio 10 de Octubre, Ciudad de la Habana, Cuba.
Tel: 7 649 96 63, la casa y móvil: 05 273 09 68.
E-Mail: relatorescubanos@gmail.com

Fotografía del usuario de Flickr Barnaby