Declaración del CRDHC sobre el fallecimiento de Orlando Zapata Tamayo

consejo_relatores_derechos_humanosDeclaraciones del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, sobre las últimas aseveraciones hechas por las autoridades Cubanas en relación con el crimen Zapata.

El Gobierno Cubano ahora puede decir cuanto quiera, pero su actitud más digna y honesta sería reconocer con toda sinceridad que asesinó al prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, quien falleció el 23 de febrero   de 2010, después de permanecer 83 días en huelga de hambre en reclamo del respeto de su dignidad y sus derechos penitenciarios.
En todas las entrevistas efectuadas por nuestro Centro de Información a su  mamá la dama de blanco Reina Luisa Tamayo Danger, ella  reiteró su acusación de asesinato premeditado por parte del Gobierno Cubano contra su hijo. Unas horas antes del fatal desenlace, el 22 de febrero de 2010 declaró abiertamente: se mantiene inconciente desde hace 6 días y según los médicos  puede morir en cualquier momento hoy pude verlo y tocarlo, tiene afectaciones severas en los pulmones, por eso está respirando con mucha dificultad. Yo reitero mi clamor de auxilio a la Comunidad y Opinión pública Nacional e Internacional para salvar la vida de mi hijo, porque está en manos de asesinos. Ya se lo dije que ellos son los únicos responsables del estado actual de Orlando y que si se muere tendrán un problema gordo. Porque fueron los oficiales de la Seguridad del Estado quienes lo aniquilaron, pues   lo echaron en un estrecho y sucio calabozo del régimen severo de los Corredores de la Muerte de la prisión Kilo 8 en Camagüey, donde le cortaron el agua y permaneció 3 semanas sin alimentarse ni asistencia médica, tirado en el suelo, durmiendo con los pulmones pegados al piso frío, entre insectos y ratones, los cuales le comieron sus pertenencias, que los carceleros le habían puesto al lado; yo misma vi su maletín, ropas y libros completamente llenos de estiércol de ratas y despedazados por sus mordeduras.

El Consejo de Relatores, para salvar la vida de Orlando Zapata, publicó en su informe anual sobre los derechos humanos en Cuba durante el año 2009 el siguiente clamor de la señora Tamayo Danger, echo  el 3 de enero de 2010: “clamo socorro a la comunidad y opinión pública internacional, pues  no me dejan ni verlo. Estoy  gestionando su traslado para sacarlo de ese infernal lugar para donde  fue desterrado desde la Prisión Provincial de Holguín en los primeros días de diciembre. ¡Hasta cuándo van a ser los abusos con mi hijo!,  lleva 7 años de encierro, impuestos por la Seguridad del Estado en 8 juicios a puertas cerradas en los que no han avisado a sus familiares ni ha tenido derecho a abogados para la defensa. Las acusaciones son las mismas de siempre, le han achacado los delitos de desobediencia, desacato, desorden en establecimientos penitenciarios y propaganda enemiga, pero en realidad es por las consignas que Zapata grita que son: ‘Abajo Fidel; Abajo Raúl'; ‘Libertad para el pueblo de Cuba y Vivan los Derechos Humanos y Pedro Luis Boitel’. El último de estos procesos fue el 15 de mayo de 2009 cuando lo enjuiciaron e impusieron una sanción conjunta de 32 años de cárcel (el mismo día de su cumpleaños), pero no nos avisaron, porque no les conviene que lo sepamos para despacharse. Le metieron un puñetazo por la boca  y le partieron e inflamaron el labio. Cuando empezó a gritar y a protestar lo amordazaron frente al Tribunal mismo, él me lo contó después y también lo esposaron con las manos a la espalda. ¡Un hombre que lleva poco más de un mes de operado!! y que está teniendo problemas con los dientes que le sacaron, entumecimiento en las manos  ¿Cuántas cosas se siente ese ser querido? Y todavía le hacen todas esas cosas, parece que para desquiciarlo de los nervios, para que se vuelva loco, para acabar con él y esto lo demuestra la patada que le dieron en la nuca que requirió intervención quirúrgica por el hematoma de sangre que le provocó. Estuvo así un año sin asistencia médica. Esto ocurrió el 28 de marzo de 2008, día en que le dieron una terrible paliza . Cuando yo lo  vi el 2 de abril estaba desbaratado  a golpes por los militares y también le han tirado reclusos comunes durante todo este tiempo para que lo agredan. Lo operaron el 23 de marzo de 2009 en un pequeño Hospital de Mala Muerte de la propia Prisión. La Seguridad del Estado me dijo que era un Lipoma, pero yo vi el hematoma sanguinolento  y siempre lo he denunciado. Le provocaba fuerte dolor en el cerebro y  a simple vista se veían unos puntitos sanguíneos que corrían hacia la espalda. Por eso le dije que si la sangre se convierte en grasa, entonces yo me callo, les expliqué que yo a mi hijo no le pierdo ni pie ni pisada. Ellos siempre tergiversan las cosas para que la gente crea que son buenos, pero son asesinos y torturadores.”

Nuestro Consejo recibió también varios llamados de auxilio urgente desde los corredores de la muerte de la Prisión de extrema severidad de Kilo 8 de Camagüey , entre ellos el del   prisionero común contestatario Armando Echavarría Carrasco, quien contactó con nosotros el día 15 de diciembre de 2009 y denunció: Zapata está pasando un vía crucis, lleva  más de una semana en huelga de hambre, tirado en el piso de un estrecho y tapiado calabozo, rodeado de insectos y roedores, semidesnudo y negado a hablar con los guardias y los presos.

Conservamos numerosas grabaciones y videos de testimonios sobre este horrendo crimen cometido por las máximas autoridades del Gobierno Cubano, así como decenas de personas, (entre ellas sus familiares )que aún desafiando el terror y los peligros de represalias están dispuestas a declarar toda la verdad de las más de 10 descomunales palizas que le dieron los carceleros a Zapata y los diarios suplicios a que era sometido por órdenes directa de la alta gerarquía del Régimen Cubano, en todas las prisiones donde lo confinaron, pero creemos suficiente con lo dicho hasta aquí. Por otra parte, en los próximos días Jesucristo hará que nuevos elementos de la verdad aparezcan y las vergüenzas de los gobernantes cubanos queden al descubierto ante los ojos de toda la Comunidad y Opinión Pública Internacional.

Por eso invitamos respetuosamente a las más altas autoridades del gobierno de nuestro País a una comparecencia pública de 15 minutos ante las cámaras de la Televisión Cubana, donde ambos expongamos  las alegaciones y solamente nos permitan presentar a la mamá de Orlando Zapata, la señora Reina Luisa Tamayo Danger.

Hoy el Gobierno de la Habana debe abandonar sus embustes y solucionar urgentemente el caso Fariñas de Santa Clara, antes que la situación se les vuelva a ir de las manos y Orlando Zapata se les multiplique por 10.

Zapata tenía 42 años de edad y pertenecía al Partido Alternativa Republicana y al Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

Vivía  en la Carretera del Embarcadero C, Reparto Mariana Grajales, Banes, Holguín

Nuestro centro de Información radica en la calle Mayía Rodríguez, edificio 459 apartamento 305, e/ Carmen y patrocinio, la Víbora, Municipio 10 de Octubre, Ciudad de la Habana.
Tel: 649 96 63, la casa y móvil: 05 273 09 68.
E-Mail: relatorescubanos@gmail.com

Margarito Broche Espinosa. Presidente

Juan Carlos González Leiva. Secretario Ejecutivo
María Caridad Noa González. Relatora para Derechos Humanos
Bárbara Jiménez Contreras.  Relatora para los Derechos de la Mujer.
Noelia Pedraza Jiménez. Vicepresidenta para la Región Central.
Tania Maceda Guerra.  Secretaria de Organización.