Detenido un colaborador de “Diario de Cuba” que cubría la celebración del 26 de Julio

(por Diario de Cuba)

alberto-mendezEl periodista independiente Alberto Méndez Castelló, colaborador de DIARIO DE CUBA, fue detenido el pasado domingo por la noche en la ciudad de Santa Clara, donde se encontraba para hacer un reportaje sobre la “celebración” en esa ciudad, el lunes, del acto central por el 26 de Julio.

Las autoridades lo mantuvieron en una celda hasta el día 26 por la tarde, cuando ya había finalizado el acto, y le enviaron de vuelta a Las Tunas, su provincia de residencia. Fue acusado de “alteración del orden público”.

El arresto, dijo Méndez Castelló, se produjo poco después de salir de la casa del disidente Guillermo Fariñas, a quien tenía previsto realizar una entrevista en el hospital en el que se encuentra ingresado.

“A dos cuadras de la casa de Fariñas, cuando su portavoz, Lisset Zaroma, y su esposo me trasladaban en un auto al centro de Santa Clara, fuimos interceptados por policías uniformados y vestidos de civil”, declaró a DIARIO DE CUBA vía telefónica.

El mayor Héctor de la Fe Freyre y el capitán Léster González Hernández, de la “Unidad Provincial de Enfrentamiento a la Contrarrevolución” fueron los encargados de realizar la detención, “apoyados por efectivos de la Policía en dos carros patrulleros”, indicó el periodista.

“No sabían qué hacer conmigo”, dijo. Agregó que los oficiales le llevaron a varias unidades de la Policía hasta que, al parecer, “recibieron la orden” de trasladarle a la del municipio de Manicaragua.

“Allí me despojaron de todas mis pertenencias y me introdujeron en una celda pasadas las nueve de la noche. Me sacaron alrededor de la una de la tarde del 26 de julio para ficharme -con fotografía de frente, perfil derecho, perfil izquierdo- y advertirme que no podía entrevistar a Guillermo Fariñas”, relató Méndez Castelló.

Añadió que las autoridades le preguntaron sobre el motivo de su presencia en Santa Clara.

“Les dije que iba a escribir un reportaje sobre el acto central del 26 de Julio. Me respondieron que yo no podía reunirme allí con opositores, que no iban a permitir ninguna actividad disidente”, recordó el periodista.

“Salvo un ejemplar de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que llevaba, me devolvieron todas mis pertenencias”, añadió, y aseguró que se negó a firmar el acta de detención, en la que aparecía la acusación de “alteración del orden público”.

Dijo que el capitán González Hernández le hizo entrar en una furgoneta y, junto a otro oficial, lo “acompañó” hasta la provincia de Sancti Spíritus.

“Sólo se apartaron de mí en el punto de control de las afueras de la ciudad, tras hacerme subir a un vehículo con destino Las Tunas, advirtiéndome expresamente que no apareciera más por allí”, señaló.

Méndez Castelló dijo que durante su estancia en la celda sufrió una subida de tensión por la que tuvo que ser atendido varias veces y llevado al policlínico de la localidad, donde le hicieron un electrocardiograma.