(por Diario de Cuba)

hermanos-rodriguez-lobainaCinco opositores podrían ser llevados a juicio en las próximas horas en Guantánamo, acusados de un presunto delito de “desorden público” durante el acto de repudio que simpatizantes del régimen realizaban frente a una vivienda, informaron fuentes de la disidencia.

Los hermanos Néstor y Rolando Rodríguez Lobaina, Enyor Díaz Allen, Francisco Luis Manzanet Ortiz y Roberto González Pelegrín están detenidos desde el 12 de agosto en el cuartel de la Seguridad del Estado de Guantánamo. Los cinco se mantienen en huelga de hambre.

Jorge Corrales, de la junta de coordinadores de la Alianza Democrática Oriental (ADO), dijo a Diario de Cuba que las autoridades informaron este jueves que aún no han tomado una decisión sobre los detenidos, pero que podrían acusarlos de “desorden público”.

“Les han dicho que pasado mañana decidirían si los procesaban o si tendrían prisión provisional”, señaló Corrales.

Una menor de edad, que fue llevada por sus padres a repudiar a los disidentes, resultó lesionada durante el lanzamiento de botellas protagonizado por los simpatizantes del régimen.

“En un primer momento, la Fiscalía intentó imputar a los cinco activistas por las heridas de la menor, pero luego desistieron de la idea, porque era demasiado increíble, y ahora hablan de un delito de ‘desorden público'”, informó a Diario de Cuba el periodista independiente Luis Felipe Rojas.

Según el Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, los activistas se reunieron el 11 de agosto para denunciar el arresto arbitrario de los disidentes Yordis García Fournier y Eriberto Liranza Romero, acaecido en plena vía pública ese día.

Desplegaron una bandera cubana y carteles antigubernamentales desde un apartamento de la ciudad de Baracoa, pero inmediatamente después fuerzas combinadas del régimen convocaron a agentes y miembros de las “brigadas de respuesta rápida”, con piedras y botellas, para contrarrestar la manifestación opositora.

“Arremetían con piedras y todo tipo de objetos contra la vivienda del opositor pacífico Néstor Rodríguez Lobaina, causando a este y otros activistas que se encontraban dentro de la misma golpes y hematomas, así como severos daños a la vivienda y roturas de persianas”, denunció el activista Randy Caballero Suárez, según el Directorio.

La información menciona la participación en el acto de repudio de una enferma mental llamada Mijailé y del ciudadano Evangelio del Pinor.

De acuerdo con la denuncia, ambos fueron “agasajados” por el Departamento de Seguridad del Estado por su “valiente y destacada participación en el acto de repudio”, y “recibieron queso, jamón y aceite de cocina”.

Dejar respuesta