Informe CRDHC primer semestre 2011

wilfredo-sotoLa Habana, Cuba, 14 de junio de 2011

Centro de Información CRDHC.

Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba. Con la Colaboración de los Círculos Democráticos Municipalistas.

El Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba Considera, que de forma general, en 2011 ha habido un empeoramiento ostensible de la situación de los derechos humanos en el país.

Durante este período el Gobierno Cubano llevó a cabo varios miles de arbitrarios o violentos arrestos por motivos políticos, apaleando a los defensores de los derechos humanos, y centró con más intensidad, su maquinaria de represión, sobre los disidentes y sus viviendas. Los actos de repudio, que superan el centenar, los arrestos violentos y las palizas, se han generalizado y aumentado de forma alarmante, sucediéndose hasta en los más remotos rincones del territorio nacional, como por ejemplo en Caimanera de Guantánamo y en la localidad de Moa en Holguín. Esto trajo como consecuencia, el asesinato sin motivo alguno  del defensor de los derechos humanos, Juan Wilfredo Soto García, en un parque de la Ciudad de Santa Clara, quien falleció el pasado 7 de mayo, después de ser arrestado y apaleado por varios agentes de la Seguridad del Estado y la Policía nacional.

Nuestra Institución Confirmó un abrupto aumento de los enjuiciamientos  o encarcelamientos por motivos políticos, con más de 20 procesados en los últimos 5 meses, los cuales fueron sancionados con condenas que alcanzan hasta los 5 años de privación de libertad, por razones políticas y acciones pacíficas y lícitas, que están de acuerdo con lo establecido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los pactos internacionales que protegen y defienden estos derechos. Habiendo dedicado toda su observancia e investigación a estos procesos, el Consejo de Relatores concluye  en que las vistas orales no contaron con el respeto de los principios que rigen el derecho procesal penal, y carecieron de las más elementales Garantías, tales como: su carácter público, la imparcialidad y la independencia de los tribunales, así como la lógica contradicción que le es consustancial al juicio penal, entre otras. En el mismo sentido, les es común a estos procesos, el enmascaramiento de  la represión y acción política, mediante la fabricación de los delitos, encuadrándolos en tipificaciones  comunes.

Descargar el informe del CDRHC completo

Descargar los datos sobre presos políticos en el primer trimestre de 2011

Añadir objetos