Muere un preso común que recibió una paliza

kilo5por Diario de Cuba

El preso común Julio Santos Hernández, de 31 años de edad, murió el miércoles en un hospital de Pinar del Río, donde agonizaba tras recibir una “brutal golpiza” en la cárcel Kilo 5, informó en un comunicado el Directorio Democrático (DD).

Diario de Cuba había denunciado los hechos el pasado 5 de marzo.

Según el Directorio, Santos Hernández falleció “producto de las secuelas de esta golpiza, que le fracturó una vértebra cervical y la tráquea”.

La información fue confirmada por el activista Dagoberto Valdés, director de la revista independiente Convivencia.

El preso se encontraba ingresado con diagnóstico de “necrosis cerebral”.

El 3 de marzo, militares de Kilo 5 “lo arrastraron, lo llevaron a una celda y, esposado de pies y manos, le entraron a patadas”, según informó entonces Alejandrina García de la Riva.

La Dama de Blanco había narrado a Diario de Cuba que los guardias sentaron a Santos Hernández en una “silla de tortura” y “le rompieron la tráquea”.

Los implicados en la paliza son los oficiales Bartolo, cuyos apellidos no pudieron ser precisados (jefe de grupo), y Osniel Hernández Chala.

El preso se había negado a ser trasladado de destacamento. Esta podría haber sido la causa de la paliza.