Personalidades piden que la visita del Papa sirva para frenar la represión

Desmond Tutu

Desmond Tutu

(Por DDCuba) Medio centenar de personalidades internacionales firmaron una petición en la que instan al Gobierno cubano, con motivo de la visita del papa Benedicto XVI a la Isla, a que “frene la represión” y el “hostigamiento” contra los disidentes, informa EFE.

La petición, auspiciada por la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (Redlad) y divulgada por el Directorio Democrático Cubano, organización de exiliados con sede en Miami, señala que se debe aprovechar la visita papal para “crear un espacio para el diálogo”.

Entre el medio centenar de intelectuales, políticos y representantes de la sociedad civil que firman la petición figuran el Nobel de la Paz Desmond Tutu, los expresidentes salvadoreños Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol, y el costarricense Luis Alberto Monge Álvarez.

También la ex primera ministra canadiense Kim Campbell y activistas de los derechos humanos como el diplomático checo Martin Palous, el filósofo francés André Glucksmann, el escritor y teólogo Michael Novak, y el bielorruso Alaksandr Milinkievic, Premio Sajarov 2006, entre otros.

La visita de Benedicto XVI a Cuba, que tendrá lugar del 26 al 28 de marzo, brinda una ocasión para “resaltar la negación de la libertad, la democracia y los derechos humanos básicos” a los cubanos, señaló el Directorio en un comunicado en el que recoge la petición de estas figuras internacionales.

El destino de los defensores no violentos de la democracia en la Isla que murieron por el ideal de la libertad, como Orlando Zapata Tamayo o Juan Wilfredo Soto García, dice el documento, recuerda el “imperativo moral de exigir la libertad y la justicia para el pueblo cubano”.

Con el fin del hostigamiento a los disidentes, prosigue la petición, se crearía un “espacio de reflexión y de diálogo que permitirá al pueblo de Cuba superar la intolerancia y la hostilidad” mediante la “recuperación de las libertades civiles y el desarrollo de una democracia plena”.