Una decena de disidentes se niegan a abandonar Cuba en viajes a España

(por EFE)

aleqm5gwkfw-fottgs8iojecbcs_l4eyrgAl menos diez disidentes cubanos encarcelados desde 2003 se niegan a abandonar su país dentro del acuerdo alcanzado entre el Gobierno cubano y la Iglesia católica y que ya ha supuesto la liberación de 31 compañeros hasta el momento.

Según dijo a Efe Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana por los Derechos Humanos y la Reconciliación Nacional (CCDHRN), esos diez han hablado personalmente con él y le han comunicado que se siguen negando a viajar a España como han hecho los 31 excarcelados (a los que se añadirá previsiblemente uno más que viajará en la noche de hoy).

Según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Raúl Castro y la Iglesia cubana, apoyado por el Ejecutivo de España, 52 disidentes serían liberados en un plazo de cuatro meses a partir del pasado 12 de julio, y enviados a España con sus familiares.

De los veinte restantes, al menos la mitad se niega a acogerse a los términos del acuerdo, ya sea porque solo quieren viajar a Estados Unidos (donde tienen familiares) o porque se niegan a abandonar la isla, aseguró Sánchez.

El presidente de la CCDHRN, quien ha pasado más de ocho años preso en distintos periodos y es uno de los portavoces más respetados de la disidencia, consideró que el Gobierno cubano está “dosificando y ralentizando las excarcelaciones (…), arrinconando a los que no aceptan el destierro para hacerlos desistir”.

El pasado 20 de julio, el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, afirmó en Ginebra que aquellos excarcelados que lo deseen podrían permanecer en la isla, y llegó a decir que habría incluso más liberaciones que las 52 anunciadas en un principio.

Pese a estas declaraciones, Sánchez subrayó que el Gobierno cubano “insinúa que (quienes se nieguen a aceptar los términos del acuerdo) pueden quedar en prisión”, ya que “se les mantiene rehenes mientras ven qué pasa en Bruselas” en octubre.

Con ello, Sánchez aludía a una posible reconsideración de la “posición común” de la Unión Europea (UE) -que desde 1996 condiciona la normalización de relaciones con Cuba a mejoras en materia de derechos humanos y de democracia-, que será discutida de nuevo en octubre y que el Gobierno de España apoya abiertamente.

Desde que comenzaron las excarcelaciones quedó en duda cuál sería el destino de los que se negaran a acogerse al acuerdo, aunque cunde en la isla la impresión de que podrían ser excarcelados en cualquier caso dentro de la relativa apertura que está mostrando en los últimos meses el Gobierno de Raúl Castro, tanto en materia política como económica.

En la noche de hoy viajará a España Alexis Rodríguez Fernández, integrante del Movimiento Cristiano Liberación, según dijo a Efe su tía Dorys Igarza.

Elizardo Sánchez criticó, además, el hecho de que las excarcelaciones se producen en la ilegalidad según los parámetros del propio Gobierno cubano, pues no se les entrega ningún documento que oficialice su liberación y por consiguiente se mantienen “en un limbo jurídico”.